Charla / Hitzaldia

Hitzaldia/Charla:

“FUTBOL PROFESIONALAREN ZORRA” (iruzur fiskala – zorrak – dirulaguntzak – eraikuntza pilotakadak)

“LA DEUDA DEL FUTBOL PROFESIONAL: fraude fiscal, deudas, subvenciones, pelotazos urbanisticos “

Hizlariak: Diego Rea (Sindicato Tecnicos Hacienda (GESTHA),  Javier Olaverri (Abokatua)

.

Antolatzailea:  http://auditdeuda.wordpress.com

La deuda es un mecanismo diseñado para robar a toda la población

 

(Entrevista publicada el día 18/05/2014 en el diario Público)

Pablo Martínez, activista de la Plataforma Auditoria Ciudadana de la Deuda, tiene como objetivo concienciar a la sociedad de su poder para que entienda que “el no pago de la deuda es tan necesario como posible”

.

1400407606169pmartinez-fotogalc4Cuentan ya con un “gran número de nodos en Madrid, Cataluña, Cuenca, Galicia, Alicante, Asturias, Zaragoza, Huesca y Logroño”, entre otros. La Plataforma Auditoria Ciudadana de la Deuda (PACD) conformada por ciudadanos sin distinción surgió en 2011 como consecuencia de las jornadas ‘Viviendo en deudocracia’, durante la eclosión del 15-M; cada dos semanas organizan comisiones y grupos de trabajo para decidir las prioridades y líneas de acción. Pablo Martínez, uno de los tantos comprometidos activistas asegura que la plataforma tiene como objetivo “hacer a la población consciente de su poder para que se entienda que el no pago de la deuda es tan necesario como posible”. Leer más de esta entrada

Medio millón de personas con control sobre las cuentas municipales

  • Más de medio millón de personas ya tiene acceso a la participación real en su municipio
 
  • Los OCM: órganos de control ciudadanos de los ayuntamientos
 
 

 

Después de dos años de trabajo, la PACD pasa el testigo de su línea municipal a la ciudadanía. Os presentamos los Observatorios Ciudadanos Municipales (OCM), un proyecto que quiere luchar contra la opacidad para fomentar la participación desde nuestras administraciones más cercanas: los ayuntamientos. ¡Hagámoslos accesibles y participativos desde abajo! Y os lanzamos la propuesta ya con cinco observatorios en marcha que permiten la participación real a más de medio millón de personas en Burgos, Terrassa, Girona, Castelldefels y Moià. Y no serán los únicos, ya hay grupos en municipios diversos formándose y preparando sus webs para sus vecinos y vecinas.

La propuesta de los OCMs son una propuesta de Auditoría Ciudadana Municipal que potencia el control desde las bases. La suma de nuestras consultas en un municipio es una parte del proceso de auditoría, ya que nos hace percibir qué es importante para nosotras en nuestro municipio. ¡Un equipo de gobierno municipal no sabe mejor que nosotras qué es lo que nuestro pueblo o ciudad necesita! Sin embargo, existen pocos ayuntamientos que ofrezcan vías reales de participación como las que la ciudadanía requiere.

Todas sabemos ya que nuestros ayuntamientos son opacos, no hace falta que recurramos a los rankings internacionales que nos lo  confirman. No entendemos que nos ofrezcan menos información que la que tenemos en un tiquet de la compra. Y creemos que no debemos permitirlo: Es nuestra obligación conseguir que se abran las cuentas municipales, y para ello, la presión popular es efectiva.

Os animamos a crear o impulsar vuestro propio OCM, un espacio abierto, organizado y autogestionado que trabaje en red con el resto para conseguir un mayor control de las cuentas municipales que, a día de hoy, sólo nos ofrecen instituciones poco efectivas como los tribunales de cuentas o los defensores del pueblo. La herramienta, con proyección internacional, está disponible en diferentes idiomas para que cualquier municipio del mundo pueda hacer uso de ella. Y lo hacemos en código libre, porque de verdad creemos en la cultura de la transparencia y en el valor que tiene que compartamos la información.

Si queremos luchar contra la corrupción, incidir en el presupuesto de las administraciones y que nuestra participación no se limite a votar cada cuatro años… ¿Qué mejor lugar que el municipio para aprender y poder pasar a mayores?

El cambio, nuestro futuro, está a la vuelta de la esquina.

La transparencia empieza en la calle: ¡Muévelo!

La anulación de la mayor parte de la deuda pública es una cuestión crucial

Grecia

10 de mayo por Greek Debt Audit Campaign

Resolución adoptada en Atenas el 7 de mayo de 2014.

La crisis de la deuda que estalló en 2010 fue el mejor pretexto para suprimir las conquistas sociales de los trabajadores y en general del pueblo griego, y para transformar el país en un Estado neocolonial, sometido a los acreedores. La explosión del desempleo, que llega a un 27 %, la reducción de los salarios y las pensiones (en un 40 % de media), el aumento de los casos de suicidio (son más de 6.000 los contabilizados), y la emigración masiva de los jóvenes confirman el desastre social. El gobierno y los acreedores están obligando al 99 % de la población a pagar esta crisis. Los sucesivos gobiernos griegos y los acreedores internacionales — ya sean del sector privado como bancos y fondos de pensiones, como de las instituciones internacionales: FMI, UE y BCE— son totalmente responsables de la situación. Situación que aprovecharon para garantizar sus propios beneficios al provocar el aumento de la deuda pública (175 % del PIB en 2014) y el déficit presupuestario (12,7 % del PIB).

Las discusiones emprendidas el 5 de mayo de 2014 en el seno de la zona euro no auguran nada bueno. Las llevan a cabo los mismos actores de siempre, cuyas recientes manipulaciones, como el plan de reestructuración de la deuda con la participación del sector privado en febrero de 2012 y la recompra de la deuda en noviembre de 2012, condujeron al agravamiento de la crisis.Sus intereses son diametralmente opuestos a los de la sociedad griega.

La única vía de solución es la creación de un comité de auditoría independiente, susceptible de conducir a la anulación de la mayor parte de la deuda -comenzando por la deuda contraída con la Troika, que representa en este momento más de dos tercios de la deuda total- y trabajando al servicio de un Estado soberano, fuera del marco impuesto por los acreedores, apoyándose en todas las experiencias internacionales de anulación de deudas (Ecuador, Rusia, Islandia, etc.)

La anulación de la mayor parte de la deuda pública es imprescindible para asegurar un mejoramiento en las condiciones de vida de los trabajadores y del conjunto de la sociedad. Esto se debe hacer mediante políticas sociales que favorezcan la educación, la sanidad, la cultura, etc. y con un aumento de los salarios y las pensiones. Dicha anulación puede fundamentarse en algunas cláusulas del derecho internacional relativas a la deuda odiosa, al estado de necesidad, a la crisis humanitaria, y otras. Pero para ello se necesita voluntad política.

La Iniciativa por un Comité de Auditoría Independiente multiplicará sus acciones para acabar con todos los tejemanejes de los acreedores, cuyos objetivos sean legar el peso de la deuda a las futuras generaciones —-por ejemplo, mediante el alargamiento del plazo de devolución—- y para que, finalmente, la cuestión de la anulación de la deuda sea un asunto del pueblo griego.

Traducción al francés de Panos Angelopoulos y al castellano de Griselda.

Charla sobre la Deuda en Romo

Por Julia Martí

Romo. Charla sobre la Deuda, día 6

Deuda Charlas

Los presupuestos de la deuda, mesa redonda

DeudaCharlasFebrero-web

Primera parte de la mesa redonda:

2014-02-19 19.17.13

Segunda parte de la mesa redonda:

2014-02-19 19.17.21

¿Por qué no debemos pagar la deuda?, charla

DeudaCharlasFebrero-web

Podéis ver la grabación de la presentación de Iolanda Fresnillo en este link:

Iolanda

El Fondo de Liquidación Bancario Europeo, otro mecanismo para pasar pérdidas bancarias a los contribuyentes

Finalmente el Ecofin (Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea) ha acordado crear el fondo para liquidar bancos a nivel europeo, o sea, para garantizar el dinero de los depositantes, que se llamará Mecanismo Único de Resolución (MUR) (o su acrónimo en inglés SRM, Single Resolution Mechanism). 

 
ecofin

En este nuevo pacto ha habido, como viene pasando últimamente un claro ganador. Alemania se ha asegurado de que la Comisión Europea no tenga la última palabra, evitando así que pueda liquidar bancos alemanes, además de asegurarse de que no tendrá que rescatar bancos extranjeros con dinero de sus contribuyentes durante los próximos 10 años a no ser que haya nuevos acuerdos para avanzar en la integración europea.

La banca europea irá añadiendo en este fondo 5.500 millones al año, hasta llegar a 55.000 millones de euros en 2026. Esta es una cifra ridícula, en comparación con las cifras que maneja el sector bancario. El fondo estará compartimentado por países hasta esta fecha, lo que significa que si un banco español quiebra antes del 2026, el dinero que se usará será la parte que los bancos españoles hayan puesto en el fondo. Si este fuera el caso, es obvio que no habría suficiente dinero, ya que la aportación de los bancos españoles será de 8.500 millones en los próximos diez años. El dinero que tienen los españoles en depósitos de hasta 100.000 euros protegidos ascendían a 31 de diciembre de 2012 a 795.000 millones de euros (Fuente: Memoria Fondo de Garantía de Depósitos). Hagan las cuentas. Si un banco de tamaño medio quebrara los 8.500 millones no servirían ni para empezar. Podemos hacernos una idea de cómo las necesidades de liquidez del sistema bancario del Estado Español superan en varios órdenes de magnitud a los 8.500 millones de euros del MUR, con el informe elaborado por la PACD: “La ilegitimidad de los Rescates a la Banca en el Estado español”.

Destacamos también que la nueva directiva señala que “los estados miembros deben asegurar que están completamente protegidos los depósitos resultantes de transacciones relativas a bienes inmobiliarios residenciales privados o ligados a eventos de la vida privada como bodas, divorcios, jubilaciones, resolución de contratos, despidos, invalidez o fallecimientos durante los doce meses siguientes a que hayan sido ingresadas en las cuentas de los clientes”. Esto extiende la cantidad de depósitos protegidos en el estado español y en el resto también. En resumen, se amplía la protección sin dotar los medios para esa protección.

Además el acuerdo incluye la fórmula bail-in, o rescate interno, ya aplicada por ejercicio de la Troika en el rescate a Chipre. Consiste en que los depositantes con más de 100.000€ sufran parte de las pérdidas en la liquidación. Este modelo de rescate se vendió desde la Comisión Europea como “único por toda una serie de razones“, aunque poco después ya reconocieron este formato como modelo para futuras crisis bancarias, a pesar de la clase media ahorradora, y que ahora vemos como queda integrado en el MUR.

En el caso de que no hubiera suficiente dinero el fondo puede acceder al dinero del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), que es dinero de los contribuyentes. Si esto no fuera suficiente se financiará en los mercados de deuda, o sea, podrá endeudarse, con la garantía del estado. El fondo, funciona por tanto de forma similar al banco malo SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria). El banco malo asumía activos de la banca a un precio sobrevalorado, asumiendo pérdidas a cargo del estado, reflejadas en más deuda pública. En este caso el fondo de garantía directamente dará el dinero a la banca para que devuelva el dinero a los depositantes también a cargo de la deuda pública. Con esta lectura podemos decir que el nuevo fondo de liquidación MUR nos es más que un banco malo elevado a nivel europeo. Las cantidades con las que se dota el fondo sólo sirven para tapar lo que es un mecanismo de garantía pública a la banca.

En definitiva la directiva europea reconoce la inviabilidad de la banca privada sin la existencia de una red de seguridad pública (ya sea estatal individual o estatal multilateral) que permita su existencia y que puedan financiarse con los ahorros de la ciudadanía a un coste reducido. Nadie dejaría a tipos de interés ridículamente bajos sus depósitos en entidades privadas sin la protección pública. Ese aval tiene un coste para los bancos muy bajo (0,8% de los depósitos garantizados) por lo que supone una transferencia directa y neta de recursos del ámbito público al ámbito de las entidades financieras privadas. No es un aval “a precios de mercado”.

Es interesante hacer incidencia en el argumento que sostiene el bail-in. Con este sistema se pretende justificar que los depositantes son en parte culpables de las malas prácticas del banco donde tienen el dinero, porque no han realizado una tarea de supervisión. La teoría económica neoclásica, que cimienta las decisiones de las instituciones europeas, dice que los bancos existen para que los prestamistas no tengan que estar detrás de sus deudores todo el tiempo. El banco existe como institución especializada en recoger información y acumular experiencia, que le permita juzgar a quién da préstamos, mejor que si lo hiciera una familia u otra entidad. Según esta teoría ésta es la característica principal por la que existe la banca. Esta nueva doctrina bail-in nos dice que este no es el caso, que en realidad la banca no sabe lo que hace y que somos nosotros los que la tenemos que vigilar. Entonces nos preguntamos, ¿para qué sirve un banco? La doctrina bail-in contradice completamente la teoría económica neoclásica, y según esta nueva doctrina la banca no debería existir y los particulares y empresas deberían prestarse unos a otros y hacer ellos mismos el trabajo de seguimiento de los proyectos de sus deudores para vigilar que el dinero sea devuelto.

Mostramos un esquema (Fuente: Financial Times) de cómo funciona el sistema de resolución que refleja el carácter de la burocracia laberíntica de la UE, con el único objetivo de crear opacidad para ocultarse de la auditoría de la ciudadanía.

Sin título Este acuerdo es un paso importante aunque incompleto, hacia la unión fiscal y política en la Unión Europea. El acuerdo supone una unión fiscal, al menos parcial a través de la mutualización del fondo, en 2026. Pero este acuerdo, dada la crisis que amenaza la supervivencia del euro, parece sólo un paso incompleto sin un acuerdo más amplio de unión fiscal, en el que se permitan transferencias fiscales y se mutualicen deudas públicas estatales. El acuerdo definitivo no parece cercano debido a la reticencia alemana, que persiste en mantener su hegemonía respecto a Bruselas en todo este proceso de integración.

A pesar de llevar en su historial el rechazo del tratado de Maastricht en referéndum por parte de Dinamarca, el rechazo de la Constitución en distintos referéndums por parte de Francia y Holanda, la violación del Pacto de Estabilidad por parte de estados integrantes que hoy proclaman disciplina fiscal como Alemania, la creación de fondos y mecanismos de rescate a la banca con fondos públicos establecidos en paraísos fiscales bajo leyes opacas y extracomunitarias como el MEDE, la destrucción de las economías del sur de Europa con políticas neoliberales, y así un largo etcétera, vemos que la UE continúa avanzando, no sin dificultades, en su proyecto imperialista.

Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda:  Sergi Cutillas, Javier Soraluce, Carlos Sanchez-Mato

Auditoría ciudadana de la deuda (conferencia)

Conferencia sobre la auditoría ciudadana de la deuda enmarcada en las Jornadas Internacionales sobre Autogestión que se celebraron en Granada el sábado 23 de noviembre de 2013 y que organizaron el Colectivo Edupar, la UNILCO y el Mercao Social y Cultural de Granada.

.

Qué es la auditoría ciudadana de la deuda, por qué se plantea, y cómo de factible sería llevarla a cabo

.

.

.

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.