Tenían razón

Ernest Folch

Ernest Folch, en elperiodico.com

Les dijeron de todo. En el mejor de los casos, que no sabían lo que querían y que no hacían propuestas. En el peor, que eran sucios, maleducados y unos vagos hijos de papá. Hubo una campaña muy bien orquestada por los palmeros de los regímenes existentes para hacerlos pasar por irresponsables, síntoma de una juventud descarriada. Aquellos jóvenes que asombraron al mundo aquel histórico 15-M no desataron el mismo entusiasmo de puertas adentro, donde se intentó ridiculizarlos sin ningún éxito, como se ha visto.

.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Boletín Nº 1, Enero 2013

Charla ZUEN ZORRA, GURE BORROKA, Experiencia de la PACD de Barcelona.

Organizado por Antikapitalistak:
Charla deuda, Anticapis

Primera Parte:

http://bambuser.com/v/3310762

.

Segunda Parte:

Segunda Parte

http://bambuser.com/v/3310832

Santa Águeda ante el Parlamento Vasco

AntígonaEl 4 de febrero a las 18:30 h. la ciudadanía tomará el “bastón de mando” ante la sede del Parlamento Vasco en Gasteiz. Ese es el llamamiento que ha realizado el Colectivo de Desobediencia Civil Antígona, que reivindica la desobediencia “como medio de lucha, tal como se ha hecho a lo largo de nuestra historia: con contundencia y sin miedo.”
.
La acción consistirá en acudir al parlamento con las makilas típicas de Santa Águeda y hacerlas resonar, “para que quienes en este pueblo aún dormitan se levanten en lucha con el resto, ya que es el momento de sacar del letargo moral y político a mucha de la gente que nos rodea.” Asimismo, se reclamarán las exigencias contenidas en el manifiesto del colectivo que se encuadran en los ámbitos del trabajo, de la vivienda, de la sanidad, de la educación, de la alimentación, de la justicia o de la democracia.
La deuda también tiene su espacio dentro de su manifiesto. Defiende que “la ciudadanía no ha sido beneficiaria de los rescates europeos ni de la mayoría de la deuda contraída”. Por lo tanto, no permitiremos ceder soberanía a los acreedores, ni soportar los planes de ajuste que requiere el pago de esa deuda que consideramos ilegítima.
El manifiesto acusa a la banca de aumentar sus beneficios y socializar sus pérdidas, originando una deuda que nos negamos a pagar “con nuestra sangre y sudor”.
Finalmente, Antígona exige “una auditoría llevada a cabo por un organismo independiente de toda la deuda pública del Gobierno Central y de los gobiernos de las diferentes comunidades autónomas para comprobar su legitimidad”. Del mismo modo, reclama la “suspensión de pagos de esta deuda hasta la finalización de dicha auditoría, la cancelación de aquella que resulte ser odiosa” y “la derogación de la reforma constitucional antidéficit para que el pago de la deuda pública deje de ser el pago de mayor prioridad”.

Bancos contra pueblos: los entresijos de una partida amañada

  por Eric Toussaint 

NOTA: Este documento está compuesto por las tres primeras partes de la serie “Bancos contra pueblos: los entresijos de una partida amañada” publicada a finales de 2012.

Parte 1 : 2007-2012: 6 años en que los bancos se tambalearon

Desde 2007-2008, los grandes bancos centrales (BCE, Banco de Inglaterra, Fed en los Estados Unidos, Banco de Suiza) Eric Toussaintdan prioridad absoluta a intentar evitar el hundimiento del sistema bancario privado. Contrariamente al discurso dominante, el riesgo principal que amenaza a los bancos no es la suspensión de pagos de la deuda soberana |1| por parte de los Estados. Ninguna de las quiebras bancarias desde 2007 ha sido provocada por tal falta de pago. Ninguno de los rescates bancarios organizados por los Estados fue necesario debido a una suspensión de pago de parte de un Estado sobreendeudado. Lo que amenaza a los bancos desde 2007 es la cantidad de deudas privadas que los bancos han acumulado progresivamente a partir de las grandes desregulaciones que comenzaron a finales de los años 70 y que concluyeron en el transcurso de los años 90. Los balances de los bancos privados están cargados de activos |2| dudosos: estos comprenden desde activos tóxicos que son verdaderas bombas de relojería, a activos no líquidos (es decir que no pueden ser vendidos o traspasados en los mercados financieros), pasando por los activos cuyo valor está completamente sobrevalorado en los balances bancarios. Las ventas y las depreciaciones de activos que los bancos han registrado hasta el momento en sus cuentas para reducir el peso de estos activos tóxicos no bastan. Un número significativo de ellos dependen de la financiación a corto plazo (proporcionada o garantizada por los poderes públicos con el dinero de los contribuyentes) para mantenerse a flote |3| y para hacer frente a las deudas en sí mismas a corto plazo. Esto ha puesto al banco franco-belga Dexia, en realidad un hedge fund de grandes dimensiones, tres veces al borde de la quiebra en 4 años: octubre 2008, octubre 2011 |4| y octubre 2012 |5| . En el transcurso del episodio más reciente, a inicios de noviembre del 2012, los Estados francés y belga han aportado una ayuda de 5.500 millones de euros (de los cuales 53 % a cargo de Bélgica) para recapitalizar Dexia SA, institución financiera moribunda, cuyos fondos propios se han desvanecido. Según el diario belga Le Soir: « Los recursos propios de matriz de Dexia han pasado de 19.200 millones a 2.700 millones de euros entre finales de 2010 y finales de 2011. Y a nivel del grupo, los fondos propios totales se han vuelto negativos (-2.300 millones de euros a 30 de junio de 2012) » |6| . A finales del 2011 sus deudas exigibles de forma inmediata se elevaban a 413.000 millones de euros, y los importes debidos por contratos de derivados a 461.000 millones de euros. La suma de estos dos importes representaba ¡más de 2,5 veces el PIB de Bélgica! A pesar de ello, los dirigentes de Dexia, el viceprimer ministro belga Didier Reynders y los medios de comunicación dominantes pretendían aún hacernos creer que el problema de Dexia SA había sido provocado en gran medida por la crisis de deuda soberana en el sur de la zona euro. La realidad era que la posición acreedora de Dexia SA con Grecia no superaba los 2.000 millones de euros en octubre de 2011, es decir unas 200 veces menos que las deudas a pagar de forma inmediata en ese momento. En octubre de 2012, la acción Dexia valía unos 0,18 euros, unas 100 veces menos que en septiembre del 2008. A pesar de ello, los Estados francés y belga han decidido una vez más resucitar esta sociedad quebrada haciendo aumentar de golpe la deuda pública de su país. En España, la casi quiebra de Bankia también ha sido causada por prácticas financieras dudosas, y no por riesgo de impago por parte de un Estado. Desde el 2008 el mismo escenario se ha repetido una treintena de veces en Europa y Estados Unidos: cada vez más los poderes públicos se han puesto (y continúan haciéndolo) al servicio de los bancos privados financiando sus rescates con fondos públicos.

.

Leer más de esta entrada

La auditoria de la deuda e(x)terna ecuatoriana

Desarrollo de la charla de Juanma Crespo, del 17 de Diciembre pasado:

Cartel Charla Deuda

.

.

Un paso histórico para una solución definitiva

Alberto Acosta

“Por desgracia, hasta hoy, la impunidad ha sido la piedra angular que ha sostenido en pie la famosa escuela de vicios y depravación que dejó establecida el General Flores. Sus vástagos aprovechan el tiempo y sin ruborizarse hacen su agosto sin detenerse ante el día de la fiscalización inexorable que se aproxima. Con tal de quedar millonarios y poder escapar, lo demás poco les importa”

Eloy Alfaro, “La deuda Gordiana”, 1896

 .

 

La deuda externa ha sido eterna para Ecuador. Sus dificultades son tan antiguas como la formación de la República. Sus peripecias han sido un telón de fondo en nuestra vida económica, social y política. Y, en este interminable sendero, las soluciones, impulsadas y controladas por los acreedores, en contubernio con los negociadores nacionales, de acuerdo siempre con sus intereses, no han resuelto el problema. Por eso, las tan promocionadas “soluciones definitivas”, apegadas a la racionalidad del mercado, a la postre han ahondado las crisis.

Por otro lado, muchas propuestas alternativas, por diversas razones, no cuajaron o no han superado las actitudes discursivas o los planteos académicos. Los justos reclamos por el no pago, que tienen un sustento ético indiscutible, se han entrampado en posiciones inmovilistas. Más de una vez las movilizaciones en contra de la deuda se han agotado en sí mismas. Siempre han faltado respuestas estructurales que aborden sus causas.

Hoy, sin embargo, en Ecuador se cuenta con el informe de la Comisión de Auditoria Integral del Crédito Público (externo e interno). Un esfuerzo que se cristalizó gracias a la presión de la sociedad desde hace más de dos décadas. Y, por cierto, debido al compromiso adquirido por el presidente Rafael Correa, quien conformó de dicha Comisión y lo respaldo decididamente.

Esta acción del gobierno ecuatoriano, que constituye apenas un primer paso en la búsqueda de una solución definitiva, demuestra, por lo demás, la conveniencia de oír a sociedad civil. La participación social -no la manipulación social- es una herramienta fundamental para llegar a soluciones de consenso en las propuestas de leyes o para alentar respuestas estructurales en cuestiones de trascendencia nacional.

.

Leer más de esta entrada

El tabú del impago

Lo que se dirime es si el impago será diseñado por los acreedores de forma que sirva a sus intereses (maximizar los pagos recibidos) o si será usado como instrumento de legítima defensa por parte de los grupos sociales que están pagando la deuda.

Leer más de esta entrada