Boletín n°14 – Mayo 2014

Anuncios

La anulación de la mayor parte de la deuda pública es una cuestión crucial

Grecia

10 de mayo por Greek Debt Audit Campaign

Resolución adoptada en Atenas el 7 de mayo de 2014.

La crisis de la deuda que estalló en 2010 fue el mejor pretexto para suprimir las conquistas sociales de los trabajadores y en general del pueblo griego, y para transformar el país en un Estado neocolonial, sometido a los acreedores. La explosión del desempleo, que llega a un 27 %, la reducción de los salarios y las pensiones (en un 40 % de media), el aumento de los casos de suicidio (son más de 6.000 los contabilizados), y la emigración masiva de los jóvenes confirman el desastre social. El gobierno y los acreedores están obligando al 99 % de la población a pagar esta crisis. Los sucesivos gobiernos griegos y los acreedores internacionales — ya sean del sector privado como bancos y fondos de pensiones, como de las instituciones internacionales: FMI, UE y BCE— son totalmente responsables de la situación. Situación que aprovecharon para garantizar sus propios beneficios al provocar el aumento de la deuda pública (175 % del PIB en 2014) y el déficit presupuestario (12,7 % del PIB).

Las discusiones emprendidas el 5 de mayo de 2014 en el seno de la zona euro no auguran nada bueno. Las llevan a cabo los mismos actores de siempre, cuyas recientes manipulaciones, como el plan de reestructuración de la deuda con la participación del sector privado en febrero de 2012 y la recompra de la deuda en noviembre de 2012, condujeron al agravamiento de la crisis.Sus intereses son diametralmente opuestos a los de la sociedad griega.

La única vía de solución es la creación de un comité de auditoría independiente, susceptible de conducir a la anulación de la mayor parte de la deuda -comenzando por la deuda contraída con la Troika, que representa en este momento más de dos tercios de la deuda total– y trabajando al servicio de un Estado soberano, fuera del marco impuesto por los acreedores, apoyándose en todas las experiencias internacionales de anulación de deudas (Ecuador, Rusia, Islandia, etc.)

La anulación de la mayor parte de la deuda pública es imprescindible para asegurar un mejoramiento en las condiciones de vida de los trabajadores y del conjunto de la sociedad. Esto se debe hacer mediante políticas sociales que favorezcan la educación, la sanidad, la cultura, etc. y con un aumento de los salarios y las pensiones. Dicha anulación puede fundamentarse en algunas cláusulas del derecho internacional relativas a la deuda odiosa, al estado de necesidad, a la crisis humanitaria, y otras. Pero para ello se necesita voluntad política.

La Iniciativa por un Comité de Auditoría Independiente multiplicará sus acciones para acabar con todos los tejemanejes de los acreedores, cuyos objetivos sean legar el peso de la deuda a las futuras generaciones —-por ejemplo, mediante el alargamiento del plazo de devolución—- y para que, finalmente, la cuestión de la anulación de la deuda sea un asunto del pueblo griego.

Traducción al francés de Panos Angelopoulos y al castellano de Griselda.