Santa Águeda ante el Parlamento Vasco

AntígonaEl 4 de febrero a las 18:30 h. la ciudadanía tomará el “bastón de mando” ante la sede del Parlamento Vasco en Gasteiz. Ese es el llamamiento que ha realizado el Colectivo de Desobediencia Civil Antígona, que reivindica la desobediencia “como medio de lucha, tal como se ha hecho a lo largo de nuestra historia: con contundencia y sin miedo.”
.
La acción consistirá en acudir al parlamento con las makilas típicas de Santa Águeda y hacerlas resonar, “para que quienes en este pueblo aún dormitan se levanten en lucha con el resto, ya que es el momento de sacar del letargo moral y político a mucha de la gente que nos rodea.” Asimismo, se reclamarán las exigencias contenidas en el manifiesto del colectivo que se encuadran en los ámbitos del trabajo, de la vivienda, de la sanidad, de la educación, de la alimentación, de la justicia o de la democracia.
La deuda también tiene su espacio dentro de su manifiesto. Defiende que “la ciudadanía no ha sido beneficiaria de los rescates europeos ni de la mayoría de la deuda contraída”. Por lo tanto, no permitiremos ceder soberanía a los acreedores, ni soportar los planes de ajuste que requiere el pago de esa deuda que consideramos ilegítima.
El manifiesto acusa a la banca de aumentar sus beneficios y socializar sus pérdidas, originando una deuda que nos negamos a pagar “con nuestra sangre y sudor”.
Finalmente, Antígona exige “una auditoría llevada a cabo por un organismo independiente de toda la deuda pública del Gobierno Central y de los gobiernos de las diferentes comunidades autónomas para comprobar su legitimidad”. Del mismo modo, reclama la “suspensión de pagos de esta deuda hasta la finalización de dicha auditoría, la cancelación de aquella que resulte ser odiosa” y “la derogación de la reforma constitucional antidéficit para que el pago de la deuda pública deje de ser el pago de mayor prioridad”.
Anuncios